fbpx

5 tips con los que elegir los colores predominantes en tu boda

¿Qué accesorios potenciarán tu look en un evento?
21 diciembre, 2020
5 tipos de make up con los que serás la reina de la fiesta
4 enero, 2021

La selección de colores para la decoración de tu boda enmarca el ambiente, y determina el carácter que logras  trasmitir ese día tan especial a tus invitados. Para ayudarte a adoptar los correctos, a continuación te indicamos algunos tips con los que elegir los colores predominantes en tu boda.

El color es la base de cualquier decoración, y la ambientación de una boda no es la excepción de esta regla. Por ello, una decoración adecuada pasa por la selección de una buena paleta de colores, que visualmente resulte armoniosa y cautive las miradas. Atendiendo los siguientes tips podrás elegir los colores que resulten perfectos para tu celebración de matrimonio.

¿Cómo elijo los colores de mi boda?

1.- Considera la época del año

La decoración de una boda está íntimamente ligada a la estación del año en la que se celebra el evento. Cada estación tiene sus colores protagonistas, que le dan vida y significado propio.

  • Primavera: Elije tonos alegres y frescos, que evoquen un ambiente al aire libre pleno de luz de día. Prefiere el verde, turquesa y amarillo limón como principales, y blanco y fucsia como complementos.
  • Verano: Los colores apropiados son los que están asociados con el sol, el mar y la naturaleza. Selecciona entre  amarillo, lavanda, bermellón, azul claro y  verde menta.
  • Otoño: Los colores propios del otoño son aquellos que viste la vegetación en esta estación: granate, ocre, verde bosque, mostaza y marrón, eventualmente con algunos toques de morado.
  • Invierno: Debes elegir los colores que marcan la época invernal: blanco, negro, azul oscuro, y marrón. Y si tu boda ocurre cerca de la Navidad, tienes la opción de usar rojo y verde.

2.- Armoniza los colores con la temática de tu boda

En las bodas formales clásicas deben predominar los colores sobrios y elegantes, como el blanco, negro, plateado y dorado. Si bien estos pueden combinarse con los colores de la estación, lo ideal es que los primeros señalados resulten los predominantes. En cambio, en las bodas informales tienes más oportunidad de experimentar con los colores, siendo los pasteles los preferidos por la mayoría de los novios.

Para las bodas con marcadas temáticas, la selección del color debe corresponder con plenitud al tema elegido. Por ejemplo, en las bodas marineras los tonos dominantes han de ser azules, secundados por blanco y crema. Y las bodas vintage han de estar protagonizadas por tonos pastel como el rosa y el malva, junto al blanco, amarillo y verde.

3.- No olvides el lugar de celebración

En este caso nos referimos a aspectos como el espacio escogido y los colores que imperan en el ambiente de la zona o local. Hay lugares de celebración que van desde informales a formales, imperando en los primeros colores alegres y en los segundo más sobrios. Utiliza entonces los colores de tu decoración para armonizar con el estilo del lugar, evitando se produzca un conflicto.

Cuando la boda ocurre en el exterior resulta muy simple seleccionar los colores armónicos con el espacio escogido, ya sea  este un entorno abierto o un jardín. Y si se trata de una playa, los colores indicados no son los extremadamente estridentes, sino más bien los tonos blancos y pasteles. Mientras que en los lugares con abundante vegetación son las tonalidades verdosas las que mejor armonizan con el entorno.

4.- No descartes las tendencias, si te apasiona la moda

Si eres una dama apasionada por las tendencias de la moda, nada te impide que en tu gran celebración las sigas. En tal caso recuerda que las tendencias son importantes si quieres tener una boda con el estilo que predomina en el momento, pero tampoco nada te obliga a seguirlas si no te entusiasma el tema.

Si lo tuyo en definitiva es estar a la moda, es bueno que contrates a una buena planeadora de estos eventos. Ella te pondrá al tanto de todas las novedades en materia nupcial, incluyendo lo referente a los colores de moda.

5.- Acata tus gustos personales

Si bien todos los tips anteriores pueden ayudarte a una correcta elección de los colores de tu boda, ello no significa que dejes a un lado tus gustos personales. Toma dichos lineamientos como directivas generales, en cuyos matices puedes dejar colar tus propios gustos.

Por ejemplo, observa cómo nos hemos referido generalmente a tonalidades y no a colores concretos, así que será tu gusto los que determinen el color preciso. Solo piensa en la variedad de verdes marinos existentes, o en las diversas tonalidades de blanco, para entender lo antes señalado.